Las encías son una parte fundamental de la boca. Aunque muchas veces nos centremos en el cuidado de los dientes, lo cierto es que las encías son igual de importantes. Ellas son las encargadas de soportar y mantener las piezas dentales en su lugar. Sin embargo, en algunos casos puede llegar a producirse su pérdida. ¿Cuáles son las causas de este problema y su posible tratamiento? ¡Descubre la respuesta en este post!

Causas de la pérdida de encía

Las principales causas de la pérdida de encía son:

  • Periodontitis: es una infección grave del tejido de soporte de los dientes. Tiene su origen en la proliferación de bacterias debido a la acumulación de placa y sarro. La primera fase de esta enfermedad es la gingivitis y se manifiesta mediante el enrojecimiento, la inflamación y el sangrado de encías. Cuando esta patología empieza a avanzar, otra de sus consecuencias es la retracción gingival. En estos casos es esencial realizar un diagnóstico temprano para poder tratar el problema lo antes posible y evitar la pérdida de las encías e incluso de los dientes.
  • Cepillado agresivo: la forma en la que nos cepillamos los dientes también influye. Cepillarse fuerte y de forma agresiva puede hacer que se dañen y retraigan las encías. Generalmente esto sucede en zonas localizadas en las que ejercemos mayor presión durante los minutos de cepillado. Por ello, es fundamental llevar a cabo una técnica adecuada, así como contar con un cepillo con cerdas suaves.
  • Bruxismo: este hábito consiste en apretar o rechinar los dientes de forma involuntaria, generalmente, durante las horas del sueño. La fuerza que se hace a la hora de apretar los dientes también puede provocar la inflamación e, incluso, la pérdida de las encías. Por ello, las personas bruxistas deben llevar una férula de descarga que sirva como protección y evite los daños en los dientes y las encías.
  • Tabaco: como ya sabes, la nicotina genera infinidad de efectos negativos sobre la salud. Una de las consecuencias bucodentales del tabaquismo es la pérdida de las encías. Por ello, siempre desde nuestra clínica dental en Sevilla concienciamos a nuestros pacientes sobre la importancia que tiene dejar de fumar.

Tratamiento: injerto de encía

Una de las soluciones más comunes en los casos de pérdida de encía es la realización de un injerto. Se trata de una intervención quirúrgica muy sencilla que consiste en extirpar tejido de una zona blanda con características adecuadas para después colocarlo en la zona gingival y cubrir la parte que ha quedado expuesta y perdido protección.

No obstante, es esencial estudiar cada caso concreto para poder determinar el tratamiento óptimo en función de las necesidades del paciente. En este sentido, en Koresdent contamos con un equipo de especialistas en periodoncia que se encargará de cuidar de tus encías de la mano de las técnicas más avanzadas.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestro centro, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental de Sevilla: ¡estaremos encantados de poder ayudarte!

Asimismo, recuerda que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Recibe un cordial saludo!

https://koresdent.es/

¡Llámanos!