Salvamos tus piezas dentales

ENDODONCIA | CLÍNICA DENTAL KORESDENT EN SEVILLA

¿Cuándo es necesaria una endodoncia?

Cuando un diente sufre un daño que afecta al nervio dental, debido a una caries, un traumatismo o la enfermedad periodontal, es imprescindible llevar a cabo una endodoncia para evitar la extracción.

La endodoncia es un tratamiento de odontología conservadora que consiste en extirpar el nervio o pulpa dental dañada, rellenar la cavidad pulpar y sellarla con un material biocompatible con el organismo.

En Clínica Dental Koresdent apostamos por la tecnología más avanzada para llevar a cabo este tratamiento, ofreciendo un resultado excelente.

Ventajas de la endodoncia

Las principales ventajas de nuestro tratamiento de endodoncia son:

  • Evita la extracción de una pieza dental dañada.
  • Mantiene el diente afectado, devolviéndole su funcionalidad.
  • Elimina el dolor agudo.
  • Permite que el paciente vuelva a comer con normalidad.
  • Mejora la calidad de vida del paciente.
  • Se emplean materiales biocompatibles con el organismo que no producen rechazo ni reacciones alérgicas.
  • Es una técnica indolora, puesto que se realiza mediante anestesia local.

Elimina el dolor y recupera tu salud bucodental con nuestro tratamiento de conductos.

QUÉ DICEN NUESTROS PACIENTES

DESCUBRE LA MEJOR CLÍNICA DENTAL EN SEVILLA

Honestidad y profesionalidad

Nos diferenciamos por ofrecer un servicio honesto y profesional, ayudándote a elegir el tratamiento más adecuado en función de tus necesidades.

Trato personalizado

Empatía y cercanía son los dos pilares sobre los que basamos nuestra atención al paciente, haciendo que te sientas como en casa en todo momento.

Tecnología de vanguardia

Apostamos por materiales de alta gama, así como por la tecnología más avanzada en cada uno de los procedimientos llevados a cabo.

Máxima calidad en todos los tratamientos

Pensamos en ti y en tu sonrisa y, por ello, siempre realizamos tratamientos de la mejor calidad, garantizando un resultado excelente.

Call Now Button¡Llámanos!