La ortodoncia ha avanzado enormemente durante los últimos años. De hecho, hoy en día, este tratamiento es uno de los más demandados en nuestra clínica dental en Sevilla por las personas adultas, quienes quieren mejorar tanto la estética de su sonrisa como su salud bucodental. Por ello, llevar aparato ya no es solo cosa de niños y adolescentes.

Pues bien, lo cierto es que la ortodoncia consta de diferentes fases. Una de ellas es la retención. Pero ¿qué es? ¿Qué tipos de retenedores existen? ¿Son para toda la vida? Para descubrir todos los detalles, ¡sigue leyendo este post!

¿Qué es la retención?

Como ya te hemos adelantado al inicio de este post, la ortodoncia es un tratamiento que tiene diferentes fases: alineación, corrección de mordida, cierre de espacios, refinamiento y retirada del aparato.

La retención es la última fase de la ortodoncia y se lleva a cabo cuando el tratamiento ya ha finalizado. Los dientes tienden a moverse y volver a su posición original. Por ello, para evitar que esto suceda y mantener los resultados obtenidos con la ortodoncia, es de vital importancia llevar retenedores.

Tipos de retenedores

Principalmente existen dos tipos de retenedores:

  • Retenedor fijo: se trata de un alambre muy fino que es colocado por el odontólogo en la cara interna de los dientes, de canino a canino, de tal manera que no es visible. Aunque no puede ser retirado por el paciente, es muy cómodo, estético y no interfiere en el día a día; únicamente requiere por parte del paciente que realice hábitos adecuados de higiene bucodental.
  • Retenedor removible: a diferencia del anterior, este sí se lo puede quitar el paciente. Consiste en unas férulas transparentes hechas a medida en un material termoplástico muy confortable. Generalmente, está indicado para ser utilizado durante las horas del sueño, pero todo dependerá de las necesidades de cada paciente.

Entonces, ¿los retenedores son para siempre?

Así es, los retenedores son para siempre. Recuerda lo que acabamos de explicarte: las piezas dentales suelen volver a su posición original, por lo que, si no llevas a cabo la fase de retención según las indicaciones de tu ortodoncista, tus dientes se moverán, alterándose los resultados conseguidos con el tratamiento.

No obstante, para resolver cualquier duda, en Koresdent contamos con un equipo de especialistas en ortodoncia que estará encantado de realizarte un estudio y proporcionarte un plan de tratamiento detallado y adaptado a tus necesidades particulares.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestro centro, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental de Sevilla: ¡estaremos encantados de poder ayudarte!

Asimismo, recuerda que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Recibe un cordial saludo!

https://koresdent.es/

¡Llámanos!