La ATM es la articulaci√≥n que conecta la mand√≠bula con la base del cr√°neo. Su funci√≥n es de vital importancia, puesto que permite realizar acciones tan cotidianas como hablar, comer o bostezar. Ahora bien, ¬Ņqu√© sucede cuando no marcha adecuadamente?

Los trastornos temporomandibulares son aquellos que afectan a esta articulación. Sus síntomas pueden llegar a confundirse con otros problemas. De ahí la necesidad de establecer un diagnóstico preciso por parte de un profesional.

En este post desglosamos este proceso, desde la identificaci√≥n de la sintomatolog√≠a hasta las pruebas y t√©cnicas utilizadas. Si no quieres perderte ning√ļn detalle, ¬°contin√ļa leyendo!

Identificación de los síntomas

El primer paso para diagnosticar un trastorno temporomandibular es reconocer y entender las se√Īales de alerta que presenta el paciente. Algunas de las m√°s comunes son:

  • Dolor o sensibilidad en la mand√≠bula.
  • Dificultad o molestias al masticar.
  • Dolor alrededor del o√≠do.
  • Ruidos articulares, como chasquidos o crujidos al mover la mand√≠bula.
  • Limitaciones al abrir y cerrar la boca.
  • Dolores de cabeza frecuentes.

Historial médico y bucodental detallado

Además de detectar los signos que pueden indicar la presencia de un trastorno temporomandibular, es fundamental elaborar un historial clínico completo del paciente, que conste de:

  • Historial m√©dico: el profesional preguntar√° sobre enfermedades pasadas, posibles alergias, lesiones faciales o mandibulares, cirug√≠as previas, medicamentos que el paciente est√© tomando‚Ķ En definitiva, recopilar√° toda la informaci√≥n relacionada con su salud general.
  • Historial bucodental: es esencial revisar cualquier afecci√≥n y tratamiento bucodental realizado previamente. Ortodoncia, extracciones, bruxismo‚Ķ Todo aporta valor, puesto que podr√≠a estar relacionado con el inicio del trastorno temporomandibular. Tambi√©n, se discutir√°n los s√≠ntomas actuales, atendiendo a aspectos como su duraci√≥n e intensidad.

Examen clínico

Un examen cl√≠nico detallado es la piedra angular para determinar la causa subyacente de los s√≠ntomas del paciente. En este punto, es s√ļper importante‚Ķ

  • Inspecci√≥n y palpaci√≥n: el odont√≥logo examina de forma externa la zona mandibular en busca de anormalidades, como asimetr√≠as o inflamaciones. Tambi√©n palpar√° los m√ļsculos masticatorios y la articulaci√≥n temporomandibular para detectar √°reas de sensibilidad o dolor.
  • Evaluaci√≥n de los movimientos: se analizar√° cu√°nto puede abrir, cerrar y mover lateralmente el paciente la boca para averiguar si existe alg√ļn tipo de impedimento para la apertura bucal.
  • Audici√≥n de sonidos articulares: con movimientos espec√≠ficos, el odont√≥logo puede escuchar ruidos, como chasquidos o crujidos, que indiquen la presencia de un problema en la ATM.
  • Mordida: se revisar√° c√≥mo encajan los dientes superiores e inferiores al cerrar la boca, identificando cualquier desalineaci√≥n que pueda estar relacionada con el trastorno temporomandibular.

Estudio articular radiogr√°fico

Las pruebas de imagen ayudan a obtener una visión más detallada de la articulación, así como a descartar otras posibles alteraciones. Entre ellas, las más comunes son:

  • Radiograf√≠as: sirven para mostrar la posici√≥n de la mand√≠bula y verificar la integridad √≥sea de la articulaci√≥n temporomandibular.
  • Tomograf√≠a computarizada: ofrece im√°genes detalladas de los huesos que pueden estar afectados por un trastorno temporomandibular.
  • Resonancia magn√©tica: es una prueba especialmente √ļtil para visualizar los discos articulares y los tejidos blandos de la ATM. Puede mostrar si el disco se ha desplazado o si hay alguna anomal√≠a en los tejidos circundantes.

Otras pruebas

En algunos casos, pueden ser necesarios exámenes adicionales para descartar otras afecciones o para obtener más información:

  • An√°lisis oclusal: nos indica c√≥mo se encuentran y se relacionan entre s√≠ las superficies masticatorias de los dientes. A veces, se utiliza un papel especial para medir la fuerza y el tiempo de contacto de la mordida.
  • Artroscopia: es un procedimiento m√≠nimamente invasivo que permite visualizar el interior de la ATM mediante una peque√Īa c√°mara. Es m√°s frecuente llevarlo a cabo para tratamientos, pero en ocasiones puede ayudar en el diagn√≥stico.

En Koresdent contamos con un equipo de especialistas en trastornos temporomandibulares que se encargará de proporcionarte una solución a tu medida, estudiando muy bien las posibles causas del problema.

Además, si quieres conocer más detalles sobre nuestro centro, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental de Sevilla: ¡estaremos encantados de poder ayudarte!

Recuerda que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¬°Un saludo!

Cont√°ctanos
Call Now Button¬°Ll√°manos!