Una de las especialidades más demandadas en nuestra clínica dental en Sevilla es, sin duda, la ortodoncia. Antes se asociaba a adolescentes principalmente, sin embargo, cada vez es más común ver a adultos con aparato. Pero ¿cuándo realizar la primera visita al ortodoncista? ¿A qué edad deben los niños llevar a cabo un tratamiento de este tipo? Si quieres conocer la respuesta, ¡continúa leyendo este post!

¿Cuándo realizar la primera visita al ortodoncista?

El cuidado bucodental infantil es primordial. Más allá del cepillado dental, es imprescindible que acudas con tus hijos al dentista desde que son pequeños para que puedan normalizar estas revisiones, así como para adelantarnos y prevenir futuras complicaciones de salud oral.

Concretamente, la primera visita al ortodoncista recomendamos hacerla cuando el niño haya cumplido 4 o 5 años. En esta edad, ya han salido todos los dientes de leche y se pueden empezar a diagnosticar de forma precoz posibles alteraciones que puedan afectar al desarrollo de la mordida.

En cuanto a la edad en la que se pone ortodoncia infantil, en caso de así requerirlo, dependerá de las necesidades de cada paciente. En este sentido, se pueden distinguir tres tipos de tratamiento en base a la edad y la etapa de crecimiento en la que se encuentre el niño.

Entre los 4 y los 7 años

En esta fase se puede detectar el posible desarrollo de una maloclusión. Para evitar que se llegue a desarrollar, llevamos a cabo un tratamiento conocido como ortodoncia preventiva que incluye técnicas como desgastes dentales específicos, aparatos de educación funcional o ejercicios respiratorios.

Entre los 8 y los 11 años

Si se está desarrollando un problema de oclusión, hay que tratarlo a tiempo mediante aparatos fijos o removibles en función de cada caso. Conocemos este tratamiento como ortodoncia interceptiva y su objetivo es guiar el crecimiento de los huesos.

A partir de los 12 años

Una vez el niño haya cumplido 12 años y cuente con una maloclusión, habrá que realizar un tratamiento de ortodoncia correctiva. Estos aparatos son los mismos que se utilizan en adultos y pueden ser fijos (brackets) o removibles (alineadores transparentes). Su función es alinear los dientes y corregir la mordida.

De todos modos, en Koresdent contamos con un equipo de especialistas en ortodoncia que se encargará de cuidar de las sonrisas de tus hijos, proporcionándoles el tratamiento y los cuidados que necesiten.

Además, si quieres conocer más detalles sobre nuestro centro, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental de Sevilla: ¡estaremos encantados de poder ayudarte!

Recuerda que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Un saludo!

Contáctanos
Call Now Button¡Llámanos!