La implantología dental ha avanzado mucho durante los últimos años. En casos de ausencia o pérdida dental, representa la mejor de las opciones. Por ello, desde nuestra clínica dental en Sevilla es un tratamiento que siempre recomendamos.

Sin embargo, es verdad que la mayoría de nuestros pacientes nos plantean infinidad de dudas. Sobre todo, acerca de la fase postoperatoria. Concretamente, en este post te contamos cuáles son las molestias o efectos normales tras la colocación de un implante dental. ¡Descúbrelas!

Ligera inflamación

Durante las primeras horas a la cirugía, es muy habitual tener una ligera inflamación de la zona intervenida. Por ello, solemos recomendar aplicar frío local, colocando en la parte exterior de la cara donde se ha producido la cirugía hielos envueltos en un paño de tela. Asimismo, es aconsejable llevar a cabo una dieta blanda y fría, pues esto ayudará a reducir la hinchazón.  

Sangrado leve

Otro de los efectos normales después de un tratamiento de implantes dentales es el sangrado, siempre que sea mínimo, el cual puede aparecer durante las 48 horas posteriores a la intervención. Para ayudar a controlarlo es bueno colocar en la zona tratada una gasa de compresión, que se mantenga y se cambie cuando sea necesario. Igualmente, durante las primeras 24 horas posteriores a la cirugía no se puede escupir ni enjuagar la boca con el objetivo de favorecer el proceso de coagulación y cicatrización.

Dolores mínimos

Las molestias leves son completamente normales durante uno o dos días después a la intervención. No obstante, en la mayoría de los casos son prácticamente inexistentes. Además, se pueden controlar con analgésicos o antiinflamatorios que paute y prescriba el odontólogo. Sin embargo, si estos dolores son fuertes y no cesan en el tiempo, debes acudir lo antes posible a tu clínica, pues no es habitual que estas molestias sean significativas.

En definitiva, el postoperatorio de un tratamiento de implantes dentales no tiene por qué ser complicado, si se siguen las recomendaciones proporcionadas por el cirujano en clínica. Es decir, al tener en cuenta las pautas de higiene, dieta y estilo de vida, es muy probable que la recuperación sea rápida y confortable.

Debes estar alerta si…

Algunas de las señales que indican que algo no va del todo bien son:

  • Movimiento del implante.
  • Sangrado excesivo.
  • Fiebre durante varios días.
  • Dolor que te impida realizar los hábitos cotidianos.
  • Retracción de las encías.

De todos modos, no olvides que en Koresdent contamos con un equipo de especialistas en implantes dentales que se encargará de proporcionarte todas las recomendaciones que necesitas para que todo marche adecuadamente.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestro centro, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental de Sevilla: ¡estaremos encantados de poder ayudarte!

Asimismo, recuerda que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Recibe un cordial saludo!

https://koresdent.es/

¡Llámanos!