Según la Sociedad Española del Sueño, se estima que solamente entre un 15 y un 20% de los afectados por la apnea del sueño están diagnosticados. Sin duda, es un dato llamativo, teniendo en cuenta la cantidad de personas que padecen este problema sin saberlo. Pero ¿qué sucede si esta patología no se resuelve a tiempo? ¿Cuáles son los riesgos de no tratar la apnea de sueño? Si quieres conocer la respuesta, ¡sigue leyendo este post!

Lo primero de todo, ¿qué es la apnea del sueño?

La apnea es un trastorno del sueño que consiste en la realización de pausas respiratorias mientras la persona afectada duerme. Para detectar este problema, generalmente otra persona suele señalar este tipo de episodios en los que se deja de respirar durante el sueño. Además de las pausas respiratorias durante el sueño, otros síntomas que pueden indicar esta patología son:

  • Ronquidos fuertes.
  • Sueño agitado.
  • Sofocos al respirar durante el sueño.
  • Insomnio.
  • Sequedad bucal al despertar.
  • Dolores de cabeza.
  • Cansancio excesivo durante el día.

Tratamiento para la apnea del sueño

Para poder decidir cuál es el mejor tratamiento a la hora de reducir los síntomas de la apnea del sueño, es necesario estudiar cada caso concreto, pues no todas las personas requieren las mismas soluciones. Dos de las opciones más sencillas y comunes son:

  • Cambios en el estilo de vida: para los casos más leves, es probable que modificando determinados aspectos del estilo de vida se consiga un mejor descanso. Algunos de estos cambios pueden ser bajada de peso (en caso de sobrepeso), dejar de fumar, hacer ejercicio…
  • Dispositivo intraoral: consiste en dos férulas unidas entre sí por un pequeño tornillo, permitiendo el adelantamiento controlado y confortable de la mandíbula. Así, se facilita la entrada de aire, mejorando la calidad del sueño y, por tanto, de vida del paciente.

Riesgos de no tratar la apnea del sueño

El hecho de que las vías respiratorias se obstruyan puede hacer que llegue menos cantidad del oxígeno necesario a los órganos, lo cual puede producir algunas de estas consecuencias:

  • Desarrollo de enfermedades cardiovasculares como por ejemplo hipertensión arterial.
  • Problemas neurocognitivos.
  • Problemas de memoria.
  • Infarto.
  • Ictus.
  • Diabetes.
  • Cansancio diurno.

Por ello, es importantísimo tratar y reducir en la medida de lo posible estos episodios. Para evitar la posibilidad de sufrir alguna de estas situaciones, la mejor opción es acudir a nuestra clínica dental en Sevilla para que podamos estudiar tu caso personal y proporcionarte la mejor opción para ti.

Recuerda que en Koresdent contamos con un equipo de especialistas en apnea del sueño que se encargará de escucharte, ayudarte y ofrecerte un tratamiento adaptado a tus necesidades.

Si quieres conocer más detalles sobre nuestro centro, no dudes en contactar con nosotros o acudir a nuestra clínica dental de Sevilla: ¡estaremos encantados de poder ayudarte!

Asimismo, recuerda que puedes participar a través de tu comentario y solicitar tu primera consulta gratuita.

¡Recibe un cordial saludo! 

https://koresdent.es/

Call Now Button¡Llámanos!